Silencio, santuario, ermita y faro: Cabo Espichel

La calma, el sol y el infinito toman cuenta de los cabos. Para mí los cabos son el lugar donde la tierra dice ¡Basta! Y se corta. ¡Basta! Y ya no camina más, deja que el mar le tome el relevo y el infinito tome cuenta de ella.
Cabo Espichel. Lele Sorribas. 2010
El Cabo Espichel no es ninguna excepción, es exactamente un punto y aparte hasta el próximo continente. Durante mucho tiempo se pensó que era el punto más extremo de la península ibérica, pero esa posición la ocupa el Cabo da Rocha. Cabo Espichel es el punto más meridional de la desembocadura del Tajo, lo cual lo sitúa en Sesimbra, al sur de Lisboa.
Hay varias cosas, que desde mi punto de vista hacen espectacular este lugar: el silencio, el Santuario de Nossa Senhora do Cabo Espichel y la Ermita da Memoria.
El silencio es tan inmenso como antes hablaba del infinito. No tiene más explicación que escucharlo.
Cabo Espichel. Lele Sorribas. 2010
El Santuario de Nossa Senhora es lo primero que te encuentras al llegar al cabo y parece no haber ni más allá ni más acá, solo un santuario con un cierto aspecto fantasmal.
Santuario da Nossa Senhora do Cabo Espichel. Lele Sorribas. 2010
Este santuario fue construido en el siglo XVIII, aunque ya antes de él se había construído una ermita, la Ermita da Memoria, al parecer en el lugar donde a dos ancianos se les apareció la virgen allá por el 1410. Por tanto a este lugar se le asocia una espiritualidad desde muy antaño. Incluso desde más antaño todavía, porque al lado hay una zona donde se encontraron huellas de dinosaurios que todavía se conservan y que se asocian a lugares mágicos.
Ermita da Memória. Lele Sorribas. 2010
Interior de la ermita, con las paredes azulejadas que cuentan la historia de la aparición de la virgen.
Lele Sorribas. 2010
Esta parte de la costa fue conocida por la Costa Negra, era un lugar estratégico de defensa frente a las tropas inglesas. No había faro y el recorte de la tierra contra el mar quedaba sumergido en una oscuridad seguramente claustrófobica para las batallas.
En 1790 se construyó el faro, fue el primer faro construido en las costas marítimas portuguesas.
Faro do Cabo Espichel. Lele Sorribas. 2010
Por toda esta conglomeración de historia, leyenda y espiritualidad fue lugar de peregrinaje y en el santuario se construyeron dos hileras de habitaciones que servían de hospedaje para los peregrinos. Hoy es lugar de peregrinaje de quien quiere divisar una espectacular costa, de quien gusta de la historia y de las historias y de quien después quiere disfrutar de las playas que le siguen, como por ejemplo a Praia das Bicas o a Praia do Meco.
Anuncios

2 comentarios en “Silencio, santuario, ermita y faro: Cabo Espichel

  1. precioso lugar, y precioso lo que representa y todo lo que le envuelve, espero ir por alli pronto, gracias x pasar la historia de un lugar con tanto encanto.

  2. Gracias Juakin!
    Es un lugar con mucho encanto, disfrútalo cuando vayas y (si quieres)comenta por aquí después tus impresiones!
    De nada, me apasiona contar estas historias!
    Un saludo,
    Lele

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s