Teresa Salgueiro, o la voz hecha misterio

Teresa Salgueiro y su banda comenzaron con este concierto en Vigo la presentación en España de su nuevo trabajo O Mistério.
El espectáculo comenzó en un halo misterioso y oscuro, apenas las sombras de los cuatro músicos: Oscar Torres en el contrabajo, Rui Lobato en la batería (percusiones y guitarra), André Filipe Santos en la guitarra, Carisa Marcelino en el acordeón, y el sonido de sus instrumentos pidiendo la vez encabezaron la llegada de Teresa Salgueiro en contraluz.
Durante el concierto, Teresa intercaló su voz cantada con la de relato, “la mejor forma de luchar sea contra lo que sea es a través de las palabras”, dijo al presentar la canción A Fortaleza. O mistério es el primer trabajo de composición propia, todos los temas fueron compuestos entre todos, buscaron un punto de encuentro de sus sensibilidades y aspiraciones y las músicas se fueron reproduciendo; después vinieron las letras. Teresa Salgueiro explicó que las letras se inspiraron en las propias músicas compuestas, en las tradiciones portuguesas, en la fragilidad, en los límites, en las fortalezas, en emociones desgranadas como un misterio.
Casi todo el concierto se mantuvo entre esas luces azules y rojas tupidas por el humo y jugando con las sombras y contraluces, de este modo, el misterio fue creciendo y la voz de Teresa Salgueiro jugueteó con los lamentos, tan portugueses, del acordeón, con las mezclas electrónicas de la guitarra y el contrabajo y con una percusión, por momentos, muy cercana a ritmos tribales y folclóricos.
El recorrido musical por O mistério nos fue revelando ritmos mozárabes de la cultura portuguesa, amores comparados con la belleza de la naturaleza en Cântico; la espera por el ser amado muy arraigada en la cultura portuguesa en Ausência; el coraje para sobreponernos a las desavenencias en A  Fortaleza; la duda en Ando entre Portas; la falsedad y la verdad de las palabras en A máscara; amor a la ciudad que invita a navegar, Lisboa; la tradición de las cosechas en A Fogueira…
El punto y final lo pusieron con Elegia II, poema musicado de Fray Agustino da Cruz y dedicado a la Serra da Arrábida. Ello, porque O Mistério comenzó el pasado agosto en un convento en la Serra da Arrábida, un parque natural cerca de Setúbal (en la orilla sur del Tajo), que convirtieron en estudio,  investigando sobre él descubrieron que allí vivió Fray Agustino da Cruz, poeta.
O mistério continúa su ruta, pues como ella misma afirmó “la verdad existe, aunque las palabras son instrumentos difíciles de usar y a veces no se usan con precisión o esconden intenciones” (esta misma afirmación se contempla en A máscara).



Anuncios

2 comentarios en “Teresa Salgueiro, o la voz hecha misterio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s