Torres Vedras y Santa Cruz. Historia y playa en la Costa Oeste

En pleno agosto, época estival al norte de la línea del Ecuador, se recurre impulsivamente a recuperar/recomendar destinos donde disfrutar del sol y/o de todas las buenas cosas que el descanso veraniego nos puede ofrecer. Entre estos lugares, me he acordado de Torres Vedras.
Ya estoy imaginando la cara de quienes conocen Torres Vedras, están frunciendo el ceño, pues la ciudad en esta época queda desierta. La mayor parte de sus gentes se refugian en la costa, la costa de Torres Vedras: Santa Cruz, por ejemplo.
Hace un año, exactamente un año, aparcaba el coche, moteado por la polvoreda de carreteras secundarias desde Lisboa, en la plaza de la República. El tiempo no estaba muy soleado y nos pareció buena idea cambiar la playa por la ciudad y conocer esas torres viejas (significado de Torres Vedras) de las que habíamos oído alguna vez hablar en batallitas históricas. Al bajar del coche el rumor de la calle era animado, las calles no estaban atestadas de gente pero se veía movimiento, la terraza de la pastelería de la plaza 25 de Abril estaba llena, de todos modos, entramos y probamos un típico pastel de Feijão (la gastronomía típica me parece uno de los mejores souvenirs que uno puede adquirir).
Calle del casco antiguo de Torres Vedras. LeleSorribas2011
En poco menos de una hora, lo que tardamos en subir hasta el Castillo de Torres Vedras, la ciudad quedó desierta y la única alma que encontramos nos recomendó desplazarnos a la costa, sin duda, “tenéis que ir a Santa Cruz, aquí en verano no se queda nadie”.
Vistas desde el castillo de Torres Vedras. LeleSorribas2011
El Castillo de Torres Vedras ha ido siendo reconstruido: por los musulmanes, durante el reinado de D. Afonso Henriques, por orden de Dinis I, de D. Fernando, de D. Manuel I, después del terremoto de 1755, fue reforzado para las Guerras Liberales,  y también en 1866 y finalmente desde 1950  hasta finales del siglo XX ha sido objeto de restauración y conservación. El castillo se encuentra en un alto, para llegar hay que subir algunas calles escalonadas, desde allí se ven todos los tejados de la ciudad y algo más, una imagen de postal.
Iglesia de Santa Maria dentro de los muros del castillo
de Torres Vedras. LeleSorribas2011
Tras sus murallas se encuentra la Iglesia de Santa Maria, que ofrece un contraste visual bastante llamativo; una iglesia calada en blanco con los marcos en azulón encerrada entre los muros de piedras casi anaranjadas de unas murallas de la época romana.
Casa pegada a uno de los muros del castillo.
Apenas 1,5m. de separación. LeleSorribas2011
Sorprende ver lo pegadas que están algunas casas a los muros del castillo, sobretodo sabiendo que unos siglos atrás (en 1790, después del terremoto del 55) fue prohibida la edificación cerca de sus murallas debido al riesgo de desplome de los muros. El estado de estos muros hoy está, seguramente, en mejores condiciones que en aquellos tiempos, pero alguno en alguno de los laterales apenas se pueden extender los brazos.
Portugal, ya he mencionado en varias ocasiones (por ejemplo 1, 2, 3) está lleno de fortalezas, su situación estratégica como puerta de entrada por el sur de Europa lo han hecho un territorio atractivo. Y debido a ello, el castillo necesitó ser reconstruido en todas esas ocasiones.
El rey D. João I (1385-1433) estableció su residencia en el castillo de Torres Vedras y en una casa cercana se recuerda en un aplaca que allí, y bajo su reinado, se reunió el Consejo para decidir sobre la conquista de Ceuta, fue entonces cuando comenzó la época de los Descubrimientos Portugueses.
Torres Vedras forma parte del conjunto defensivo construido para la custodia de las zonas circundantes a Lisboa durante las Guerras Peninsulares (1810).
Este conjunto defensivo es conocido como las Líneas de Torres Vedras. Una serie de construcciones que configuraban líneas para la defensa de la capital, Lisboa y que permitirían en el peor de los casos la huída del ejército inglés por mar. Estamos remontándonos al año 1809, cuando las tropas francesas de Napoleón Bonaparte hacían ofensivas de conquista. Gracias a estas líneas y a la estrategia del comandante del ejército anglo-luso Arthur Wellesey, duque de Wellington, las tentativas de conquista fracasaron e forzaron la retirada del ejército del mariscal Massena (nombrado comandante por Napoleón del ejército encargado de la hazaña).
Y después de la guerra, llega la calma, y después del paseo histórico por el casco antiguo de Torres Vedras, toca despojarse de la ropa y adquirir un look playero en Santa Cruz.
Una de las largas playas en la costa de Torres Vedras, donde se celebra
un campeonato de surf. LeleSorribas2011
Calas en Santa Cruz, zona de costa más abrupta. LeleSorribas2011
Santa Cruz comenzó a ser destino turístico a principios del siglo XX. Aunque ya antes acudían las gentes de los alrededores a disfrutar de la tranquilidad de la zona.
En algún lugar leí, o vi, pero ahora no consigo encontrar las referencias que Santa Cruz era en los 60 considerada la Biarritz portuguesa, una zona de veraneo para intelectuales y gente bien, donde comenzaron a verse los bañadores de dos piezas.
Estampa típica de Santa Cruz. LeleSorribas2011
A día de hoy, es uno de esos lugares de playa que en verano multiplica su población por mucho, pero se puede decir que conserva la esencia de lo que fue: un lugar de retiro, exótico, con una línea de costa espectacular de grandes arenales y calas pequeñas. Sus playas también son lugar de concentración para surfistas y otros deportes de agua y viento.
En Santa Cruz acabó saliendo el sol, nos dimos un baño de sal y sol, atravesamos la roca de guincho, vimos despertar a propios y extraños, desayunamos en una terraza desde la que se veían las fachadas coloridas de los apartamentos de verano y continuamos ruta por la Costa Oeste.
Fachadas coloridas en Santa Cruz. LeleSorribas2011
Anuncios

2 comentarios en “Torres Vedras y Santa Cruz. Historia y playa en la Costa Oeste

  1. P.S. La casualidad ha estado a mi favor, resulta que hay una reciente película: Linhas de Wellington, de Valéria Sarmiento de este año 2012, que está recorriendo festivales con gran éxito y que cuenta con un elenco envidiable: Nuno Lopes, Marisa Paredes, John Malkovich… http://www.linhasdewellington.pt

    Si alguien la ha visto, o entre tanto la ve, que nos comente, yo en cuanto lo haga dejaré una reseña.

  2. Fantástica, como sempre e sempre descrevendo o meu país como se fora mais teu 🙂
    Acredita que ainda não conheço também Pontes Vedras e Santa Cruz quanto tu.

    Não sabia tampouco da película. Oxalá passe por Portugal.

    Beijo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s