Portugal, a cuatro platos de distancia

El olor de la cocina portuguesa ha llenado Lleida. Al menos una cocina de Lleida. Cerca de treinta asistentes se han acercado por medio de esos olores, a cuatro platos de distancia, a Portugal.

El cocinero leridano Antoni Rúbies ha hecho de maestro de cocina. Para hacerlo se documentó y se empapó de las particularidades culinarias portuguesas. No se limitó a presentar las recetas, sino que a cada paso añadía comentarios: “el arroz, la patata y las verduras están casi siempre presentes en las comidas”, “las sopas son un plato bastante típico incluso en días de mucho calor”, “en Portugal existe una receta de bacalao para cada día” o “algunos platos los terminan con cilantro, una hierba muy aromática a la que aquí no estamos muy acostumbrados”.

Tenía una hora, eran las 19:43, para cocinar cuatro especialidades: arroz de tamboril, sopa de couve, brandada de balcalhau y bacalhau à brás. En el recetario que nos dieron a cada asistente: Bacallà Dorado, Sopa de col, Arrós de Tamboril y Stracciatella de bacallà amb figues d’Alguaire.

El chef se detuvo con el arroz, pues es su especialidad y la especialidad que aborda en su restaurante. Y con la brandada sacó la creatividad y realizó un ejercicio de fusión que impactó bastante entre los atentos aprendices de cocina.

Los olores de cada uno de los platos iban saliendo de las cazuelas, por partes, pidiendo paso. Como el propio Antonio Rúbies, que con tremenda delicadeza combinaba las tareas de cada uno de los platos y las explicaciones. El resultado se iba sintiendo y al marcar el reloj las 20:45 los cuatro platos en fila y “vestidos” de gala estaban listos.

Stracciatella de bacalao con higos en la copa, bacalhau à brás y sopa de col.

La stracciatela de bacalao con higos, bacalhau à brás y sopa de col.

La cocina portuguesa es, para mí que no soy especialista en gastronomía pero sí de buen diente, como Portugal. Es una mezcla de sabores que pueden resultarnos muy familiares de la dieta mediterránea, sin embargo, introduce trazas exóticas: cítricos, hierbas aromáticas, legumbres, verduras, frutas. Como nos explicó el chef, la cocina portuguesa tiene toques de la cocina morisca, mediterránea, atlántica, brasileña… En definitiva, cada plato es un pedazo de Portugal o de su historia.

La muestra de cocina, patrocinada por los Supermercados Plusfresc, se celebró en la Sala Sunka. Fue la segunda sesión de la actividad que abre este año el festival Interfado, II Festival Internacional de Fado de Cataluña.

Hoy, Interfado acercó a Lleida unos bocados de Portugal. Tras ello, unos cuantos salieron con los ingredientes apuntados en la lista de la compra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s