Estamos hechos de palabras

Milagrário pessoal, una novela de misterio sobre la lengua y la identidad

Milagrário pessoal, José Eduardo AgualusaTambém as línguas nos criam a nós”, asegura el personaje narrador de Milagrário Pessoal, una novela de José Eduardo Agualusa (Huambo, 1960), no traducida al castellano, que nos hace reflexionar sobre la construcción de la identidad a través de la historia de la lengua portuguesa.

Para conducir la trama en Milagrário Pessoal (2009), el autor usa la investigación que una joven lingüista lisboeta y un viejo profesor de filología llevan a cabo sobre el  misterio de unos neologismos aparecidos de repente en los medios de comunicación. La belleza de estos neologismos les pone en alerta sobre la posibilidad de que alguien los esté introduciendo para alterar la lengua.

José Eduardo Agualusa nació en Angola cuando aún era colonia portuguesa, vivió la guerra en su país desde los 14 años hasta pasados los 40. Debido a ello o por sus estancias en Portugal, Brasil, Berlín y otros países, Agualusa se ha construido una identidad asociada sobre todo a la lengua y no a un territorio. Esa identidad se plasma en sus novelas, que además tienen mucho de la tradición oral de los pueblos africanos, un ritmo ágil, elementos oníricos y mitológicos y una mezcla de personajes ficticios que parecen reales -el poeta Alexandre de Anhanguera-  con personajes reales que parecen ficticios -la reina Ginga. La prosa de Agualusa se asemeja mucho a la poesía.

Esa forma que le caracteriza, que le identifica como escritor, podemos verla reflejada en otros títulos, estos sí en castellano, como Nación criolla (1998), El vendedor de pasados (2004) y El año en que Zumbi tomó Rio de Janeiro (2005), por ejemplo. En éstos, como en Milagrário pessoal, saca a relucir parte de la historia de Angola, hace crítica del pasado, del presente y del futuro. En este sentido, hay una tendencia entre los escritores angoleños, Pepetela, Luandino Vieira u Ondjaki, a hacer uso del lenguaje para reconstruir su pasado más reciente y poner en evidencia problemas sociales, culturales o políticos. Incluso, podemos encontrar similitudes en esa forma de narrar con su contemporáneo (y me consta que amigo) el escritor mozambiqueño Mia Couto.

Milagrário pessoal responde a su título, es una libreta, como la de su narrador, que contiene pequeños milagros, en este caso, sobre la construcción de la identidad y el amor a la lengua. En mi opinión es una lectura enriquecedora y deliciosa para quien gusta de historias exóticas que parecen lejanas y acaban haciendo al lector partícipe de cada reflexión, como aquella que comparte con Amin Maalouf, “cuantas más identidades compartimos, más singulares nos volvemos”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s